Dos pandas están varados en un zoológico de Canadá, a pesar de los esfuerzos del zoológico por devolverlos a China, pues se están quedando sin bambú.

Desde que comenzó la pandemia, el zoológico de Alberta cerró las puertas.

Sin embargo, mostraron preocupación por dos pandas que son propiedad de China (todos los pandas del mundo son propiedad de China, a excepción de dos que viven en México), y que son alimentados con bambú fresco proveniente de China.

Debido a que los vuelos de ida y vuelta a China fueron cancelados, los pandas han sido alimentados con bambú canadiense. Los pandas consumen unos 40 kg de bambú todos los días, siendo el 99% de su dieta.

Panda comiendo bambú
panda comiendo bambu

El zoológico canadiense teme que no haya suficiente suministro de bambú local para alimentar a los pandas, se estima que se agotarán para septiembre. Además existe preocupación por una segunda oleada de COVID-19; por lo que la única opción de que sobrevivan es devolverlos a China, donde hay abundancia de bambú.

Desde mayo el zoológico lucha por devolverlos a China, pero hasta este mes de agosto el zoológico no ha podido hacerlo.

Esta semana, el zoológico dijo que a pesar de trabajar con las autoridades de Canadá y China no ha conseguido los permisos internacionales, pues con la pandemia, las leyes de importación se han modificado.

Los panda Er Shun (hembra) y Dao Mao (macho), estarían en Canadá hasta el 2024.

[BBC, The Guardian]