La misteriosa muerta de 350 elefantes en el delta del Okavango entre los meses de mayo y junio llamó la sorpresiva atención de los conservacionistas. Entonces, surgieron varias teorías, entre las que figuraba el COVID-19, toxinas en las algas, un virus conocido como encefalomiocarditis, o incluso envenenados intencionalmente.

Debe aclararse que los elefantes no presentan signos de violencia.

Sin embargo, parece que el misterio se ha resuelto.

Agua contaminada

La muerte de los elefantes terminaron al secarse las masas de agua tóxicas.

Según un estudio, los elefantes murieron por beber agua contaminada, sufriendo transtorno neurológico severo.

«Nuestras últimas pruebas indican que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua», dijo Mmadi Reuben, el veterinario jefe del departamento de vida silvestre y parques nacionales de Botsuana.

«Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como porqué solo los elefantes y porqué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando», agregó.

Aunque hay cosas extrañas y dudas

Pero hay cosas muy extrañas. Por ejemplo, al parecer, sólo los elefantes han sido los únicos grandes animales intoxicados. Ninguna otra especie, a excepción de un caballo, se ha visto afectada por el agua tóxica. Incluso los animales carroñeros, como hienas y buitres, que han estado alimentándose de los elefantes no se han mostrado enfermos.

Aún existen dudas. El hecho de que se hayan encontrado cianobacterias en el agua no prueba que los elefantes hayan muerto por esa razón, comenta el Dr. Niall McCann, director de conservación de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en el Reino Unido.

20 elefantes muertos en Zimbabue

En Zimbabue, se encontraron 20 elefantes muertos entre el parque nacional de Hwange y las Cataratas Victoria en agosto, y existe la posibilidad de que los incidentes estén relacionados. Aunque en este caso se cree que se trate de una infección bacteriana.

Hay muchas dudas al respecto, aunque poco a poco vuelve a aclararse. Aunque se teme que el hombre tenga algo que ver con la muerte de tantos elefantes.

[La Vanguardia, The Guardian]